Una revolución para tod@s

 

215aeb8c815876e809f39229a3491edc_1M

¡La revolución está aquí! ¡Nos ha alcanzado! La podemos encontrar en las calles, en el transporte colectivo, en nuestros autos, en los hospitales y en nuestros teléfonos… Mejor aún: la revolución está en todas partes, incluso en nuestra escuela.

“El verdadero progreso es el que pone la tecnología al alcance de todos”

Henry Ford

Como todo lo que llega para permanecer, esta revolución, que es tecnológica –evidentemente–, inició de a poco y cada vez ha venido tomando más fuerza.

Nadie sabría decir a ciencia cierta cómo comenzó. Algunos afirman que con la llegada de las computadoras en la sala de maestros y en las aulas; otros señalan los pizarrones electrónicos; otros más defienden a Moodle y las iPads que circulan entre las clases; hay quien hace referencia a la sala de cine. Pero los más osados aseguran que el nacimiento de este movimiento se puede encontrar en el uso mismo del lápiz y el cuaderno –en tanto que son bienes y servicios que facilitan la adaptación al medio ambiente y pueden satisfacer ciertas necesidades– , su argumento es válido.

Lo cierto es que, como en toda revolución, se necesitaba un liderazgo decidido para guiar el movimiento. ¡Y por fin llegó! Comandado por la directora general del Colegio Hebreo Maguen David, Lila Pinto, y flanqueada por Alejandro Piscitelli y Ana Xóchitl Castañeda se encuentra un equipo de entusiastas colaboradores que forman la Cultura Digital del colegio.

La mayoría de la comunidad educativa lo sostiene: cada vez se respira con más claridad un ambiente de aprendizajes vinculados al uso de las nuevas tecnologías.

“La mayoría de nosotros –los alumnos— conocemos muchas aplicaciones, pero últimamente hemos aprendido a utilizar algunas más y no sólo a saber de ellas. Sí, es difícil al principio, pero creo que después podemos usarlas para los trabajos de otras materias”.

“Puedo asegurar que los profesores estamos aprendiendo tanto o más que los alumnos, quienes ya son nativos tecnológicos y en ese sentido nos llevan ventaja. Si se tratara de una carrera, con ganas y preparación llegaríamos juntos a la meta”.

Cierto, falta mucho camino por recorrer, pero se está transitando el camino y se puede ver que está lleno de verdes praderas y campos para el arado. Pronto llegará el tiempo de la siega y, sin lugar a dudas, esta es una revolución que dará frutos en abundancia.

                                                                                                                           Enrique Sánchez

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *