IMG-20170228-WA0001

SCHOLAS: Experiencias para docentes y alumnos

IMG-20170228-WA0000 

Isaac Delgado Vela, Docente de la asignatura de Inglés:

Como profesor, es bueno ver que el Colegio Hebreo Maguen David participe en programas como Scholas Ciudadanía (Scholas Occurrentes). Este se llevó a cabo del 16 al 24 de febrero en Metepec, Estado de México.

El objetivo de este proyecto internacional, iniciado en Argentina, es acercar a los estudiantes de secundaria y preparatoria a solucionar problemas de alcance global.

En el marco de la nueva era Maguen David, y el trabajo cotidiano hacia la transformación de la experiencia escolar, programas como éste, Scholas, son los que pueden auxiliar a los estudiantes a entender la realidad y la forma en que se construye el conocimiento.

La estructura del programa de Scholas es innovador en el sentido de convocar a escuelas y comunidades de diversos estratos socio-económicos. En este sentido, en la construcción de una mentalidad de ciudadanía global, los estudiantes fueron expuestos a realidades y cotidianidades muy distintas a las propias.

A partir de trabajar en grupos conformados por distintas escuelas, los estudiantes pudieron tomar conciencia de contextos globales ajenos tomando en cuenta procesos de interacción basados en la comunicación. Como maestro de lengua, para mí fue esencial observar a mis alumnos interactuar, reflexionar e intercambiar ideas argumentadas con estudiantes de contextos diversos a los propios.

La respuesta de los estudiantes en un principio fue de extrañamiento, ya que son contextos muy diferentes a los que se enfrentaron. Sin embargo, como en cualquier comunidad global, a través de la exposición y experimentación de cotidianidades distintas, los estudiantes fueron encontrando muchas similitudes entre ellos y entablando diálogos hacia la solución de problemas globales.

En este sentido, las problemáticas escogidas fueron la discriminación y la inseguridad. Estos dos temas tocan todos los estratos sociales y se presentan universalmente. En el momento en que empezaron a buscar las causas de la discriminación y las consecuencias de éstas, los estudiantes se dieron cuenta de que las soluciones necesitan ser abordadas desde distintos puntos de vista, incluyendo los suyos, pero tomando en cuenta los de los demás.

El resultado del programa Scholas fue exitoso, en el sentido de demostrar a los estudiantes una dinámica viva y activa, donde se pudieron experimentar que solucionar estos problemas no es trabajo de uno, sino de una comunidad entera.

Carlos Cojab Lederman, alumno de 3° de Bachillerato:

Scholas para mí fue una experiencia que va a ser difícil de olvidar. El programa Scholas, creado por el papa Francisco, fue una serie de eventos en torno a dos problemáticas a resolver: la discriminación y la inseguridad. En mi caso se tuvo como problemática a resolver la discriminación.

Este programa fue un congreso inter-escolar donde se reunían escuelas públicas y privadas, laicas o religiosas y de todo tipo de personas con las cuales llegamos a convivir en conjunto con los facilitadores o mentores.

Lo que más me gustó fue la convivencia que se tuvo entre todos y cada uno de los alumnos. Esta experiencia fue un sentimiento único y especial, ya que pudimos ver las diferencias y las semejanzas entre nosotros mismos.

Dentro del programa había un espacio de recreo, donde todos los que estábamos ahí podíamos expresarnos de todo tipo de maneras, tales como bailar, cantar, recitar poemas o actuar. Todos los alumnos que fuimos ahí cantamos y bailamos e hicimos que la gente bailara y cantara con nosotros.

Podemos ver que esta experiencia única y excepcional nos ha ayudado a ver el mundo de otra manera, que nosotros los jóvenes podemos ser escuchados y convivir unos con los otros, ya que nosotros no somos el futuro, somos el presente.

Joseph Saba, alumno de 5° de Bachillerato:

“Scholas” fue un experiencia muy fructífera para mi vida, aprendí muchas cosas, conocí a personas que cambiaron mi forma de pensar y me dio la oportunidad de agradecer la vida que tengo y reflexionar sobre muchas cosas acerca de los temas que se tocaron.

En el programa se trataba de elegir dos problemáticas de México y debatirlas para encontrar soluciones. Las problemáticas elegidas fueron: la discriminación en México y la inseguridad. El grupo se dividió en dos, uno para cada problemática. A mí me tocó trabajar en el grupo que trabajaría la problemática de la discriminación. Llegamos a obtener mucha información sobre ese tema para encontrar soluciones distintas. Pienso que tuve muchas aportaciones interesantes en las soluciones a la discriminación, ya que le comenté a mi equipo que era judío y que los judíos habíamos tenido un pasado con mucha discriminación y que aún hoy en día, existe tal discriminación. La causa inicial de la discriminación es la intolerancia a la gente diferente, con diferentes ideas, religiones, razas, color de piel, etc. La gente discrimina porque no puede tolerar la diferencia, ni la entiende. Si se informa y se sensibiliza a las personas, se llegaría a reducir el nivel de discriminación en los distintos países.

Esta semana, en “Scholas”, conocí a diversos tipos de gente con la que compartimos un mismo país.

Olga Laniado Dan, alumna de 4° de Bachillerato:

Fue tan maravilloso sentirme completamente escuchada; el hecho de que mis ideas y mis propuestas fueran tomadas en cuenta y consideradas con seriedad, me hizo sentir capaz de hacer cambios en cosas que sentía muy ajenas a mí, pensando que mi voz no era, antes de esta experiencia, lo suficientemente poderosa como para hacerlas cambiar.

Comprendí que un mismo panorama puede tener infinitos enfoques, y lo afortunado que es aquel que se da la oportunidad de verlos.

Conocí a más personas de mi edad, todos diferentes y únicos. Esta plataforma me demostró una vez más lo bello que es tener una identidad y ser diferente, que la autenticidad bien escuchada puede ser la solución a muchos problemas.

Se nos demostró una y otra vez que Scholas era nuestra oportunidad de salir, de descubrir y de cambiar todo aquello que no nos parece justo.

Se le dio la importancia suficiente a todo el trabajo que elaboramos a lo largo de la semana ya que las propuestas fueron tomadas en cuenta sin necesidad de alteraciones, porque los organizadores confiaron en nosotros.

Temas como discriminación e inseguridad se tocaron en la plataforma, y me impresioné al ver cómo cada quien lo veía de una manera diferente.

Todo se hizo de una manera justa y democrática, el sistema no le dio lugar ni al favoritismo ni a la injusticia. Las decisiones fueron bien fundamentadas.

Sembraron en mí más seguridad, confianza, sed de cambio y justicia ya que me demostraron con hechos lo grandiosa, valiosa y ruidosa que puede ser una voz, y más cuando ésta busca entre sus sonidos el cambio.

Todos llegaban con buena disposición, reafirmando cómo las diferencias hacen las cosas únicas, no importaba tu religión, ideología, o de dónde venías: en Scholas eras escuchada y tomada en cuenta.

Aprendí que la protesta debe de llevar detrás de ella una propuesta que apunte hacia una solución, de lo contrario ésta se convierte en un grito en bruto que no resuena, que conlleva un freno.

Lo único que me queda decir es “gracias”, gracias Maguen David por darme esta oportunidad y gracias Scholas por sobrepasar todas mis expectativas, por ayudarme a convertirme en una persona más abierta y más activa. Me siento agradecida por ser parte de esta generación, y en mí han sembrado la responsabilidad que como fruto dará una solución.

Ya que como dice el Papa Francisco “estas generaciones no son el futuro, son el presente”.

IMG-20170228-WA0004IMG-20170228-WA0006

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *