hands-people-woman-working

Más allá de la clase tradicional

Si en este momento te pidieran que describieras “una clase” seguramente tendrías en mente a un docente frente al salón, los alumnos sentados en pupitres alineados en filas, libros y pizarrones. No está mal, pero existen otras formas de promover el desarrollo de habilidades, conocimientos y actitudes de nuestros jóvenes que despierten su creatividad, los empoderen de sus procesos de aprendizaje y generen en ellos el compromiso y respeto hacia sus semejantes y la sociedad.

Pero ¿cuáles son esas propuestas y qué características tienen? A continuación verás solo algunas que seguramente llamarán tu atención y desearás utilizarlas.

cbl_01Challenge Based Learning (CBL).  Es uno de los favoritos de chicos y grandes, ya que se plantean situaciones cotidianas y reales en forma de reto o desafío y el producto final deberá ser la solución y el plan de acción. El CBL promueve el trabajo colaborativo, la creatividad y la innovación además de favorecer el uso de tecnologías análogas o digitales. Podemos darnos una idea de esta propuesta en acción en el programa de televisión Mythbusters, de Discovery Channel.


fc_01Flipped Classroom (FC). Cuántas veces en la clase de matemáticas el docente explicaba el teorema de Pitágoras y a casa nos llevamos ejercicios que, al final, nos atormentaban porque no recordábamos nada de lo que había dicho el profesor. Con flipped classroom el proceso se invierte y los contenidos se revisan en casa con explicaciones en video, texto o gráficos y en clase se trabaja en equipo o individualmente, transformando al docente en un agente facilitador.


pbl_01Project Based Learning (PBL). Probablemente el más concurrido en los últimos años ya que promueve el pensamiento crítico para la resolución de un problema a través del desarrollo de un proyecto que implique: un reto ambicioso, planificación del trabajo, experimentación con situaciones del mundo real, análisis de información, elaboración de reportes y evaluación.

Existen otras propuestas que son igual de interesantes y que definitivamente, ninguna la podemos tomar como “fórmula mágica”; sin embargo, vale la pena probarlas, mezclarlas y sacarles el mayor provecho.

En esta nueva Era Maguen estamos aplicando cada una de estas propuestas con el fin de hacer del aprendizaje una experiencia que se disfruta y que lleva a nuestros alumnos a pensar más allá del salón de clases.

Comentarios

Ana Xóchitl Castañeda Salcedo

Muchas gracias por tu sugerencia, ya están los enlaces. Saludos Mario.

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *