Leímos un instructivo e hicimos palomitas.

La Torá es el instructivo de la vida

Leímos un instructivo e hicimos palomitas

Cuando compramos un nuevo instrumento o una herramienta, siempre nos encontramos con el dilema de saber ¿cómo se utiliza esto? o ¿para qué es esto? Generalmente recurrimos a leer instrucciones para que nos vayan diciendo, paso a paso, cuál es el mejor camino a seguir.

A veces seguir instrucciones nos motiva a aprender más y a veces es simplemente rutina: leo, actúo y ¡ya!

Los alumnos de tercero de primaria tuvieron una gran experiencia al indagar acerca de la necesidad de seguir instrucciones.

¿Seguir instrucciones me ayuda en la vida?

Gracias a un juego, o podríamos decir…experimento que hicimos en clase con una máquina de hacer palomitas, los alumnos llegaron a la conclusión de que es muy importante seguir instrucciones y lo relacionaron con actos de la vida diaria. Al enlazar lo que aprendemos de las conductas de los mayores y lo que nos enseña la Torá, descubrieron juntos que el dilema no está en qué aprendo, sino en cómo lo aprendo y que es muy importante saber leer un buen instructivo y realizar las acciones que se necesitan para alcanzar un objetivo.

Juntos, dedujeron que el instructivo de la vida para el joven yehudí es la Torá.

Yael Harari

Leimos el instructivo e hicimos unas deliciosas palomitas

img_6612 img_6568

Leímos un instructivo e hicimos palomitas.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *