img_0383

¡Ese increíble momento!

El sentir de los alumnos

¿Recuerda usted cuál fue la primera palabra que leyó? En caso de que su respuesta sea afirmativa, ¿leyó usted esa palabra en la escuela, en su casa, o en la calle? Ahora bien, en caso de que no la recuerde, muy probablemente esta pregunta evoque en usted la grata sensación que tuvo al descubrir que podía leer.

El escritor peruano Mario Vargas Llosa comentó que haber aprendido a leer era lo más importante que le había ocurrido en la vida. Piense tan solo en las miles de puertas que el aprender a leer nos abre, los muchos mensajes que nuestro cerebro decodifica al leer un mero anuncio en la calle o tan solo saber qué dice la portada o alguna de las páginas de un libro.

Es precisamente este increíble momento en el cual comenzamos a decodificar letras y sílabas formando palabras, uno de los principales aprendizajes del grado de primero de primaria. Este proceso que comenzó con la simple identificación del nombre propio para reconocer pertenencias y saber cómo se veía nuestro nombre de forma escrita, ahora comienza a despuntar descubriendo la manera en la que muchas palabras ya conocidas fonéticamente se ven de manera escrita y son reconocidas en este proceso inicial de lectura, provocando un sentimiento de asombro y alegría en nuestros niños al darse cuenta de que ¡ya pueden leer una palabra por sí solos!

Sin embargo, en primero de primaria el reto va mucho más allá: ¡nuestros alumnos han comenzado ya el proceso de aprender a leer en tres idiomas distintos! Esto les permitirá expandir su curiosidad por saber qué dicen todos esos letreros, anuncios y palabras del mundo que han comenzado a descubrir.

En el Colegio Hebreo Maguen David estamos muy emocionados por formar parte de este importante proceso en la vida de sus hijos: nos emocionamos al igual que ellos al guiarlos para leer una palabra, celebramos y fomentamos el buen hábito de la lectura mediante muchas actividades significativas en las que cada paso, por pequeño que este pueda parecer, significa un gran logro en sus vidas.

Seguramente a ustedes, padres de familia, y a nosotros como profesores, nos emociona escuchar comentarios como el que un alumno de primer grado hizo al terminar de “leer” uno de sus libritos de trabajo por primera vez: “Fue muy bonito darme cuenta de que yo iba leyendo las palabras del libro sin ayuda. ¡Ese momento fue increíble!”

Sergio Shedid G.

Elementary school english teacher

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *